Archivo de la etiqueta: Bélgica

Sólo en Bélgica

Sólo en Bélgica el Gobierno (en funciones) convoca una rueda de prensa urgente el viernes por la noche, para anunciar un acuerdo sobre el presupuesto.

Sólo en Bélgica la entrada a la sede del Gobierno se hace por una puerta lateral. Y sólo en Bélgica esa puerta se abre inmediatamente después de llamar al timbre, en plena noche, sin que nadie pregunte “quién eres” o “qué llevas en la mochila”.

Sólo puede pasar en Bélgica que este humilde fotógrafo entre en la sede del Gobierno y no haya absolutamente nadie. Y que al fondo de la habitación se vea una silueta pasar. Y que sea el primer ministro.

Sólo en Bélgica el fotógrafo puede seguir, todavía con el abrigo puesto, la estela del primer ministro. Y sólo en Bélgica el primer ministro deja de bajar escaleras para darse la vuelta y saludar al joven que le persigue, con gorro negro, guantes y mochila oscura, un viernes por la noche. Bonsoir.

Pero hay más. Sólo en Bélgica la televisión pública envía a un cámara a cubrir la rueda de prensa, solo, sin periodista que le acompañe.

Y sólo aquí, en Bélgica, ese cámara de televisión es capaz de pedir socorro a los políticos, porque necesita grabar una entrevista tras la rueda de prensa, pero no tiene quien le sujete el micrófono.

Sólo en Bélgica, queridos (tres) lectores, el primer ministro se ofrece a sostener el micrófono. Y, ya de paso, entrevista a sus compañeros de Gobierno.

Es imposible no cogerle cariño a este país.

20110318 - BRUSSELS, BELGIUM: Outgoing Prime Minister Yves Leterme (CD&V Flemish christian democrats) interviews outgoing Vice-Prime Minister and Minister of Finance and of Institutional Reforms Didier Reynders (MR French-speaking liberals) after a press conference after the Ministers Council, Friday 18 March 2011, in Brussels. Leterme interviews Onkelinx since the RTBF had only a cameraman, but no journalist. The main item on the table was the discussion on the budget. BELGA PHOTO BERNAL REVERT (Bernal Revert)

En la foto, que hice para la agencia Belga, Yves Leterme, primer ministro en funciones, entrevista a Didier Reynders, ministro de Finanzas.

De según cómo se mire todo depende

El domingo estuve cubriendo las elecciones belgas, valga la redundancia, para la agencia Belga. Me tocó seguir al candidato del Parti Populaire, un nuevo partido de derechas. Lo curioso es que, para crearlo, se han inspirado en el modelo del PP español (Wikipedia dixit).

Teniendo en cuenta que este Parti Populaire apareció el pasado noviembre, el 1% de los votos que ha conseguido puede interpretarse como todo un éxito. Por la noche, cuando se publicaron los primeros resultados, los dos presidentes del partido estaban radiantes.

Yo tenía que cubrir la fiesta y sólo durante un instante, mientras esperaban a que la televisión conectase en directo para hacerles una entrevista, pude ver un gesto cabizbajo. Éste:

Picture of PP co-chairmen Mischael Modrikamen and Rudy Aernoudt at the Parti Populaire elections meeting, on the Federal Election Day. Canon 5D Mark II – 93 mm. – 1/125 seg. a f:3,5 – ISO 1600

¿Estaban estos políticos realmente tristes? Es obvio que no. Entonces, si el ambiente era de alegría, ¿debería yo, como fotógrafo de prensa, hacer sólo fotos en las que se palpase esa alegría?

Espero que entendáis que algunas fotos primero se hacen y luego se piensan. O sea que yo ni me lo planteé. Prácticamente siempre, lo más sensato me parece hacer la foto y después meditar si hay que enviarla o no.

Verdades para todos los gustos

La agencia Belga tiene muchos clientes y vende -o eso he entendido yo- inmediatez y amplitud de elección. O sea, que ofrece a los periódicos muchas fotos de un asunto, muy rápidamente (aunque os pueda sonar raro, no todas las agencias venden el mismo concepto). Bueno. Pues teniendo en cuenta esto, me pareció que algunos de los clientes de Belga podrían querer la foto del político cabizbajo. Tal vez no la usarían ese mismo día, porque el PP había triunfado, pero sí más adelante. Así que la envié.

También envié, por supuesto, las típicas fotos de los políticos anunciando la buena nueva a su gente, y agarrándose las manos en gesto victorioso. Le Vif publicó una esa misma noche.

Para mi sorpresa, la foto triste también se publicó rápidamente. Sólo unas horas después, se supo que el Parti Populaire no había conseguido el escaño que esperaba, y alehop, la foto se volvió útil.

Y la inevitable filosofía barata

Aunque la imagen de fotógrafo-súper-héroe venda mucho, y nos retratemos como fieles soldados de la verdad, nuestro trabajo -o al menos el mío- consiste casi siempre en ilustrar las noticias que otros deciden publicar. Salvo honrosas expcepciones.

Si, en honor a la verdad que yo creía ver, no hubiese hecho la foto de este hombre cabizbajo, tras unas cuantas horas los periódicos habrían publicado igualmente la “mala noticia” (el PP se queda sin escaño) y al no haber foto habrían acudido a un retrato de archivo, a una bandera, o a una foto que vale un euro en la que se ve una mano votando para contar exactamente lo mismo: la noticia que ellos consideraron importante.